En Burnout no vendemos hamburguesas. Vendemos calidad y transparencia.

Burnout nació en abril de 2015 con un único fin: ofrecer un producto de la máxima calidad y poder garantizar la transparencia durante su proceso de elaboración.

Partiendo de esta premisa, desde nuestros inicios somos nosotros mismos los que elaboramos nuestras hamburguesas, seleccionando cuidadosamente distintos cortes de carne fresca, nunca congelada, de vaca (que no ternera), que cortamos, limpiamos, mezclamos en un porcentaje específico y picamos cada día para garantizar no sólo la mejor frescura y calidad posible, sino también que nuestras hamburguesas no contienen absolutamente nada, pero que nada, que no debería estar ahí. Sólo 100% de carne fresca de vaca, sin más.

Y no sólo nos hemos centrado en la carne: nos hacen un pan fresco artesano que nos sirven a diario, escogemos con cuidado las hortalizas que usamos y nos quedamos sólo con las mejores, hacemos nuestras propias salsas caseras y nuestros postres, y cortamos a diario y freímos las patatas en aceite de oliva extremeño (¡y se nota!)... y así hacemos todas las cosas, cuidando con mimo cada mínimo detalle con el fin de poder ofrecer cada día un producto de la mejor calidad que podemos encontrar y poder garantizar la transparencia en su proceso de elaboración.

Os estaremos esperando y estaremos encantados de oír vuestras comentarios, sugerencias, y críticas, todo lo que nos ayude a mejorar es siempre muy bienvenido.

Los Burnouts